Argazki@

Home  

Index

Euskaraz  

Español

Baserriak   

Caserios

Kostaldea  

Costa

Landaretza   

Vegetación

Arkitektura   

Arquitectura

Eskultura   

Escultura

Iturraran   

Iturraran

Ibaiak   

Ríos

Miramon   

Miramon

Donosti zaharra   

Viejo Donostia

Irun zaharra   

Viejo Irun

Tolosa zaharra   

Viejo Tolosa

 

GureGipuzkoa.net | Pulse para agrandar la imagen. © CC BY-SA: KUTXA FOTOTEKA. FONDO FOTO CAR. RICARDO MARTIN

 

 
GureGipuzkoa.net | pulse para agrandar la imagen © CC BY-SA: KUTXA FOTOTEKA. FONDO FOTO CAR. RICARDO MARTIN

Barcos varados en la playa de la Concha

En la madrugada del día 9 de enero de 1924 estalló un gran temporal en el Cantábrico. En la bahía de la Concha estaban fondeados sin poder entrar a puerto los pesqueros Mamelena número 2 y Mamelena n. 3, así como un velero de tres palos con base en Luarca llamado Ricardo. Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, las autoridades marítimas ordenaron el desalojo de las tripulaciones, permaneciendo tan solo el capitán del velero y los maquinistas y fogoneros de los pesqueros.

La situación se hizo desesperada para el capitán del velero, de forma que el Mamelena n. 3 se acercó al mismo y consiguió rescatarle. No obstante, hacia las siete de la tarde, un golpe de mar empujó a la embarcación hacia la costa y quedó varada en las proximidades del pico del Loro, muy cerca del palacio real de Miramar (que es el tejado que sobresale a la izquierda de la fotografía). Uno de los tripulantes del pesquero se tiró al agua y tuvo que ser rescatado, mientras que el resto de la reducida tripulación pudo pasar a tierra gracias a un cable que fue tendido entre esta y la embarcación.

El barco permaneció sobre la playa de la Concha durante un mes, siendo puesto nuevamente a flote el día 6 de febrero por dos remolcadores que lo condujeron a puerto.

Los Mamelenas fueron una serie de 12 buques pesqueros con propulsión de vapor y casco metálico construidos por el notable hombre de negocios Ignacio Mercader. Al gunos le atribuyen el mérito de haber sido el primero en aplicar la propulsión de vapor a los barcos pesqueros, pero está probado que hubo anteriormente otras personas que lo hicieron, siendo más probable que fuera pionero en la península Ibérica.

El curioso nombre de Mamelena procede de "Mamá Elena" , apelativo cariñoso que utilizaba con su mujer. El primer Mamelena (el número 1) fue construido en 1879, el número 2 en 1880 y el número 3 en 1882. Nada más salir del astillero fue presentado en la Feria de pesca de Edimburgo, donde obtuvo una medalla de oro.

El pesquero volvió a faenar y actualmente el pecio (restos sumergidos) del Mamelena 3 se encuentra en el exterior de la bahía de la Concha, frente al monte Igeldo. El velero Ricardo sufrió grandes daños en su casco de madera y no fue posible ponerlo a flote, aunque fue extraíado el cargamento que transportaba.

 

 
GureGipuzkoa.net | Pulse aquí para ampliar la imagen © CC BY-SA: KUTXA FOTOTEKA. FONDO FOTO CAR. RICARDO MARTIN

La fragata "Presidente Sarmiento"

Otro bello buque fondeado, esta vez  sin apuros, en la bahía, fue el Presidente Sarmiento, buque escuela de la Marina Argentina. Entró en servicio en 1898 y actualmante está protegido como monumento, siendo desde 1964 un museo flotante amarrado en el puerto de Buenos Aires. Es un barco mixto vela-vapor originariamente fuertemente armado con 4 cañones Arrnstrong, de tiro rápido, de 120 mrn; 6 cañones de tiro rápido de 57 mm; 2 cañones de tiro rápido de 76 mm; 2 ametralladoras Maxim-Nordenfeldt de 7,62 mm; 2 cañones de 37 mm Maxim-Nordenfeldt y 3 tubos lanzatorpedos.

Sus características principales son: Eslora: 85,5 m Manga: 13,32 m. Desplazamiento con combustible completo: 2.733 tn.Lineas del casco tipo Clipper arnericano.  Aparejo: de fragata de tres palos.  Máquinas: Una máquina de vapor  sistema vertical, 1.800 HP. Tripulación: 31 oficiales, unos 40 cadetes y 275 tripulantes.

 

 
GureGipuzkoa.net | pulse aquí para ampliar la imagen. © CC BY-SA: KUTXA FOTOTEKA. FONDO FOTO CAR. VICENTE MARTIN

El Azor (1947)

El "Azor" fue el buque de recreo del General Franco. Durante los días en los que el dictador veraneaba en San Sebastián estaba fondeado en la bahía, formando parte del paisaje veraniego de la ciudad. En realidad hubo dos Azores. El de la fotografía es el primer Azor, el pequeño (el general lo denominaba cariñosamente "Azorín"). Cuentan que no era un barco marinero, que se movía demasiado y que ni la mismísima Doña Carmen le tenía  aprecio por tal razón. Fue construido en Kiel (Alemania) en 1925, para un inglés que lo llamó Dorothee. En 1935 lo adquirió el marqués de Cubas, que lo renombró Loly II. En 1936 fue uno de los barcos utilizados en la evacuación de Gipuzkoa antes de que entrasen las tropas sublevadas, por lo que acabó en Bilbao, sirviendo de enlace marítimo entre esta ciudad y Bayona con el nombre de Severiano Asarta formando parte de la Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi. Al finalizar la guerra fue devuelto a su armador (1939), que acabó vendiéndolo a la Marina Española para servir de yate a Franco con la ya citada denominación de Azor. Por ultimo fue utilizado por la Marina como guardapescas hasta que fue dado de baja en 1982, siendo adquirido por unos holandeses que parece ser lo siguen manteniendo en activo. Tiene casco de madera de 31 m de eslora y 5,6 de manga

 
GureGipuzkoa.net | Pulse aquí para ampliar la imagen. © CC BY-SA: KUTXA FOTOTEKA. FONDO MARIN. PACO MARI

El segundo "Azor" (1965)

El segundo, el Azor, de mayor tonelaje, fue botado en 1948 y remodelado en 1960. Ttras la muerte de Franco acabó su vida activa como patrullero, siendo dado de baja en la Armada en 1990. Fue  adjudicado en subasta pública a un industrial hostelero que pretendía hacer de él un reclamo publicitario para su negocio. Pero el asunto no salió como estaba pensado y actualmente se encuentra en estado lamentable en el aparcamiento de un motel de la localidad burgalesa de Cogollos. Tiene 46 m. de eslora  y 8 m de manga.

 


© Todos los derechos reservados. © Eskubide guztiak gorderik.

Condiciones de uso de las fotografías. Argazkiak erabiltzeko baldintzak