Argazki@

Home  

Index

Euskaraz  

Español

Baserriak   

Caserios

Kostaldea  

Costa

Landaretza   

Vegetación

Arkitektura   

Arquitectura

Eskultura   

Escultura

Iturraran   

Iturraran

Ibaiak   

Ríos

Miramon   

Miramon

Donosti zaharra   

Viejo Donostia

Irun zaharra   

Viejo Irun

Tolosa zaharra   

Viejo Tolosa

Basilica de Santa Maria del Coro (Donostia - San Sebastian ) 

IGNACIO DE LIZARDI

MIGUEL DE SALEZAN

"Basílica de Sta. María del Coro"

El edificio barroco que puede admirarse hoy en día fue financiado principalmente por la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas. Aún cuando parece probado que Pedro Ignacio de Lizardi es autor del diseño (entre 1743 y 1745), influyeron de una u otra forma en el mismo Miguel de Salezán y Domingo de Yarza. Inicialmente la construcción estuvo a cargo -a partes iguales- del propio P. I. de Lizardi, de su padre, José de Lizardi, de Martín de Sarobe y de Juan Bautista de Inchaurandiaga. La dirección de la obra recayó inicialmente en el mismo Pedro Ignacio, haciéndose cargo de la misma en el año 1755 Francisco de Ibero hasta su terminación en 1774.

Posee planta de salón (45x33 m.) de tres naves, con cuatro tramos cada una de ellas -más reducidos los dos correspondientes a los pies-; la nave central -de mayor anchura- termina en un presbiterio semicircular cerrado con bóveda de horno.

Las bóvedas se apoyan en seis robustos pilares octogonales aislados que se prolongan por encima de las bóvedas para sostener la estructura de la cubierta. Otros catorce pilares adosados, a modo de contrafuertes interiores, formulan espacios ocupados por los altares laterales. Las bóvedas que cubren el tramo siguiente al presbiterio son vaídas nervadas; el resto son de crucería, excepto el crucero, cubierto por una cúpula sobre pechinas.

Las dependencias accesorias están comunicadas entre sí. La nave denominada de Santa Marta ocupa la totalidad del lado norte; hasta el año 2009 acogía la capilla del cristo y un entrepiso que disminuía considerablemente su altura. Existen dos sacristías, accediéndose desde la menor (que contó hasta el año 2009 con un entrepiso)  el camarín de la Virgen del Coro. La comunicación con la bajo cubierta  se realiza a través de una escalera de caracol que parte de la sacristía menor. 

La comunicación vertical con las dependencias superiores (camarín, etc.) se realiza a través de una magnífica escalinata  situada entre la sacristía menor y la nave de Santa Marta. Sobre las mismas se extienden otras dependencias, entre ellas las utilizadas antiguamente como sala capitular y como granero de primicias, a las que se accede por medio de una escalera monumental que articula la sacristía pequeña y la nave de Santa Marta.

En los pies de la iglesia se encuentra el coro, comunicado mediante una escalinata. En él destaca un sillería de planta semicircular (Francisco Bocente y Mendía) y un excelente órgano romántico (Cavaillé-Coll, 1863) de 2.366 tubos, cuya fachada corresponde a la de un antiguo órgano barroco.

El retablo mayor (de la Virgen del Coro) y los situados a ambos lados de éste (de S. Pío V y de Sta. Bárbara) son clasicistas. Fueron diseñados -dudosamente el de Sta. Bárbara- por Diego de Villanueva y ejecutados por Francisco de Azurmendi. El resto de los retablos son: el de Santa Catalina o del Consulado (Tomás Jáuregui); San Pedro y S. Antonio (atribuidos a Francisco de Azurmendi o a Francisco de Ugartemendía), todos ellos de estiló rococó. Los altares de la Soledad y del Sagrado Corazón son neoclásicos, para cuya ejecución se utilizó el diseño rechazado para el altar del Consulado trazado por Ventura Rodríguez.

Dispone actualmente de una capilla habilitada en el sector occidental del corredor de Santa Marta presidida por el Cristo de Paz y Paciencia (s. XVI). La imagen no está revestida de especial valor artístico, pero si del sentimental derivado de haber estado colocada en la Puerta de Tierra de la muralla en el lado que miraba hacia la Ciudad.

En el exterior es reseñable la portada principal, abierta a la calle Mayor, frente a la lejana Catedral. Es de estilo rococó, enmarcada por dos torres adelantadas sobre la fachada. Se presenta rehundida, contrastando con la convexidad del resto de la fachada comprendida entre las dos torres. Su iconografía es mariana, acompañada por ornamentación de rocalla. Una imagen de S. Sebastián se venera en una hornacina superior.

Fotografía: JAS, 2005

Lugar: San Sebastián. Calle Mayor.

 


© Todos los derechos reservados. © Eskubide guztiak gorderik.

Condiciones de uso de las fotografías. Argazkiak erabiltzeko baldintzak