Argazki@

Home  

Index

Euskaraz  

Español

Baserriak   

Caserios

Kostaldea  

Costa

Landaretza   

Vegetación

Arkitektura   

Arquitectura

Eskultura   

Escultura

Iturraran   

Iturraran

Ibaiak   

Ríos

Miramon   

Miramon

Donosti zaharra   

Viejo Donostia

Irun zaharra   

Viejo Irun

Tolosa zaharra   

Viejo Tolosa

 
GureGipuzkoa.net | Pulse aquí para ampliar la imagen

El Tranvía (o ferrocarril) de Ulía (h. 1908)

El ferrocarril del monte Ulía fue la primera línea electrificada de concesión  estatal estrictamente ferroviaria. Unía el barrio donostiarra de Ategorrieta con el monte Ulía, donde se había construido un parque de atracciones al gusto de la época.Las obras finalizaron en 1901, pero hasta el 8 de junio de 1902 no entró en servicio por retrasarse la entrega del material móvil: tres automotores y tres remolques, todos ellos abiertos (tipo jardinera), fabricados por Carde y Escoriaza.

El trazado estaba formado por una vía única de 1m de ancho y 3.088 m de longitud y considerable pendiente. No obstante, como el inicio de la vía en Ategorrieta estaba alejado varios Kilómetros del centro de la ciudad, la Compañía llegó a un acuerdo con la Compañía del Tranvía de San Sebastián para utilizar la red tranviaria para dar servicio desde el Boulevard.La electrificación se basó en un motor de gas conectado  a una dinamo y a una serie de acumuladores auxiliares. La estación principal estaba situada en Ategorrieta, al igual que las cocheras (también ampliadas en 1907).

En 1907 se puso en marcha dentro del parque un "transbordador funicular" que permitía ascender hasta otros parajes del parque de atracciones. El aumento de viajeros fue considerable y la Compañía duplicó el material móvil, aumentó la capacidad de las cocheras y pactó con la Compañía del Tranvía de San Sebastián la construcción de una segunda vía hasta Ategorrieta, sufragando los gastos a partes iguales.

La inauguración de otro parque de atracciones en Igueldo en 1912 mermó considerablemente el número de usuarios del servicio, constando que en 1917 se interrumpió el suministro de gas a la empresa, quedando interrumpido el servicio.  En la fotografía se puede contemplar la estación superior con su pequeño cobertizo y los andenes.

 


 | Pulse aquí para ampliar la imagen
 

Teleférico de Ulía

También llamado en la época "transbordador funicular". Fue obra del conocido ingeniero Torres Quevedo e inaugurado el 30 de septiembre de 1907 para unir la zona del restaurante con la parte superior del parque, salvando la distancia  ‑unos 280 metros‑ y la diferencia de altitud, ‑28 metros‑ que mediaba entre ambos.

La estación de salida estaba formada por una caseta de madera instalada sobre una plataforma que la elevaba a unos tres metros de altura. Estaba unida con la estación superior por medio de seis cables metálicos que formaban dos series de a tres, que hacían el papel de raíles sobre los que se deslizaba una plataforma provista de ruedas de la que pendía la barquilla, en la que podían acomodarse un máximo de dieciocho pasajeros. Un cable sin fin era el encargado de arrastrar la plataforma y la barquilla, gracias a la fuerza proporcionada por un motor eléctrico de 12 C.V. La actividad del teleférico no duró mucho tiempo, ya que la desaparición del servicio regular del tranvía de Ulía hacía poco accesible el monte a los posibles visitantes.

 

 
GureGipuzkoa.net | Pulse aquí para ampliar la imagen© CC BY-SA: KUTXA FOTOTEKA. FONDO FOTO CAR. RICARDO MARTIN

Tiro a pichón de Ulía (1928)

Entre las atracciones del parque se encontraba un "tiro al pichón" con su correspondiente merendero, que es el que se observa en la fotografía con varias filas de mesas repletas de personas. Cuando el parque fue cerrado y pasó al Ayuntamiento su propiedad, pasó a regentar el tiro (que se convirtió en tiro al plato" la sociedad Basollua). En los años 90 caducó la concesión y tras estar varios años cerrado, el Ayuntamiento remodeló el merendero, dejando sin servicio las instalaciones de tiro.

 
GureGipuzkoa.net | Pulse aquí para ampliar

Peña del Ballenero (hacia 1907)

Entre otras atracciones, el parque de Ulía contaba con una serie de miradores que no eran sino pequeñas prominencias rocosas naturales, convenientemente habilitadas mediante escalones y barandillas: las peñas del Ballenero, del Rey y del Águila. Actualmente se conservan, pero sin las barandillas y con parte de los escalones en mal estado. En la fotografía se puede contemplar la Peña del Ballenero, con su cartel identificativo, así como unas lápidas en las que puede leerse bajo unos azulejos pintados con la figura de una ballena: "Atalaya para los balleneros de Guipuzcoa en el siglo X" en español, euskera, francés e inglés.

 


© Todos los derechos reservados. © Eskubide guztiak gorderik.

Condiciones de uso de las fotografías. Argazkiak erabiltzeko baldintzak